CONDICIONES GENERALES ALQUILER

Requisitos para alquilar:

Permiso, licencia o carné de conducir. Para los Scooters de 125 c.c. basta con disponer de una licencia de automóvil, con al menos TRES años de antigüedad. Los requerimientos sobre el país emisor son los mismos que para el caso de las motocicletas.
En las motos es imprescindible disponer de un carné valido para conducir motocicletas en España con al menos DOS años de antigüedad. Dicho carné no puede tener limitación alguna en lo referente a potencia o cubicaje de las motocicletas. Para ciudadanos de la Unión Europea basta con el carné de tipo A emitido en su país. Para ciudadanos de otros países es necesario que; en su carné se exprese claramente que pueden conducir motocicletas, el país emisor sea firmante del tratado de Viena de 1968, (lo son casi todos los países del mundo), y que el Arrendatario sea turista, y lleve menos de seis meses en España, en caso contrario necesitará un carné español o al menos de otro país de la Unión Europea. En cualquier caso también se aceptarán permisos de conducir Internacionales, siempre que permitan conducir motocicletas.
Experiencia y estado físico del conductor. El arrendatario deberá afirmar en el contrato que tiene la experiencia necesaria para conducir la motocicleta, y gozar de la forma física suficiente para ello. En este sentido, deberá afirmar no padecer ninguna enfermedad, o estar consumiendo ningún medicamento que pueda alterar su capacidad para conducir la motocicleta.


Ámbito de circulación

El ámbito de circulación de nuestros vehículos se limita al territorio de la Unión Europea. Es posible ampliar este ámbito bajo ciertas condiciones, que deberán ser consultadas con el arrendador. Las motocicletas de 125 c.c. solo podrán ser utilizadas en circulación urbana, salvo en casos excepcionales, que deberán ser consultados.

Cesión del Vehiculo

El arrendatario no podrá ceder el uso de la motocicleta a terceras personas, salvo consentimiento expreso y previo del arrendador que deberá quedar reflejado al incluirlos como conductores adicionales en el contrato. En este caso el arrendatario será siempre único responsable, ante el arrendador y terceros, de los daños que se puedan ocasionar, en y con, la motocicleta, independientemente de quien la condujese en el momento de que estos se generasen.

Seguro y Daños del vehículo

El arrendador entregará la motocicleta cubierta por una póliza de seguro de ámbito nacional con franquicia a cargo del arrendatario especificada en el modelo. El arrendatario aceptará hacerse cargo de los daños propios hasta llegar al valor de mercado según las tablas del ministerio de hacienda. El arrendador posee una copia de la póliza del seguro a disposición del arrendatario. El arrendatario se compromete a cubrir con la fianza depositada cualquier tipo de daño que se produzca en la motocicleta durante el periodo de alquiler, tanto en circulación como en estacionamiento. El arrendador podrá retener la parte de la fianza que estime oportuna para cubrir la reparación. Una vez concluida esta, presentará la factura correspondiente al arrendatario, liquidando la parte de la fianza sobrante, si la hubiera. En caso de que la reparación sea superior a la fianza, el seguro cubrirá el resto, salvo que el arrendatario haya incumplido alguna de las cláusulas del contrato de arrendamiento, en cuyo caso será el arrendatario el único responsable, y el arrendador podrá ejercer las acciones judiciales, civiles o penales, que considere oportunas.

Reservas y anulaciones

El arrendatario podrá reservar el alquiler de la motocicleta tanto online como por teléfono. El arrendador informará al arrendatario de los modelos disponibles en las fechas de consulta, sobre las que el arrendatario podrá elegir. Si por causa de fuerza mayor, el arrendador no pudiese disponer del modelo seleccionado, facilitará al arrendatario otro modelo, de características similares o le devolverá la reserva. Si el arrendatario anulase su reserva, el arrendador le devolverá el importe integro de esta si la anulación se produce con una antelación mayor a 30 días, y el 50% si la anulación se produce entre 15 y 30 días. Si la anulación se produce con menos de 15 días de antelación, el arrendatario no tendrá derecho a reembolso alguno. Si el arrendatario se presentase a recoger la motocicleta en fecha posterior a la reservada, pero anterior a la del plazo de finalización, podrá disponer de ella, hasta la fecha de finalización de la reserva, sin que tenga derecho a que se le reembolse cantidad alguna por los días que no disfrute de la motocicleta.

Otras condiciones del contrato

Si desea ver nuestro contrato de arrendamiento en su totalidad; pinchando aquí podrá ver el contrato.